Falta de controles permitió que militares y policías entren al narco

Hombres, armas y equipos de las Fuerzas Armadas y de la Policía se han puesto al servicio de los narcotraficantes. También agentes de la DNCD y el DNI, por falta de controles.

Algunos están presos, otros asesinados o extraditados, muchos se pasean libremente, siguen activos, convertidos en ojos y oídos del narcotráfico en los organismos de inteligencia y seguridad del Estado, atentos a su labor de vigilancia, de protección a los capos y a la droga que trafican.